Etiquetas

, , , , , , ,

cacaoCierto día de tertulia ociosa oí decir a un compañero de trabajo, hombre cultivado, escritor y poeta en sus ratos libres y hoy con un cargo importante en su profesión, al menos por los seiscientos napos de más que se levanta, que aquellos que practicaban y promocionaban el boicot a determinadas empresas –en este caso Nestlé– no eran más que unos radicales a los que les gustaría convertir esto en Cuba. Añadió –argumento de peso– que las paupérrimas condiciones sociales y laborales sufridas en muchos de los lugares donde se asientan las susodichas, no eran ni más ni menos que procesos intrínsecos al devenir histórico de los países y, para ejemplificarlo, a modo de magnífico colofón vino a recordarnos la miseria padecida en la Inglaterra del XIX retratada por Dickens. Todos los allí presentes parecieron asentir, tal vez incluso admirados por tan reveladora e ilustrada comparación.

Ph. Daniel Rosenthal

Ph. Daniel Rosenthal

No creo que se me pueda tildar de iluso: soy de los que piensan que no se trata de cambiar el mundo, al menos en un primer estadio. Lo que sucede es que a veces hay a quien se le hinchan las pelotas de ver a su alrededor tanta codicia, tanta apatía, tanto desprecio por sus semejantes y decide que de su humilde, pero orgulloso, noble y comprometido bolsillo no volverá a salir un solo céntimo para comprar un producto de tal o cual marca, porque sabe –hoy en día es difícil no saber, es la pesada carga moral que nos ha tocado– que ese céntimo irá a parar a las manos de un canalla que se mea en los derechos de sus semejantes. Sí, en los tuyos también. Siente honestamente que de lo contrario contribuirá a sostener un sistema productivo basado en mano de obra semiesclava. Es un céntimo, un solo y anodino céntimo, pero es el suyo. Y decide hacer con él algo que cree útil, algo de lo que sentirse orgulloso. Porque mire como se mire, adquirir los estupendos y económicos productos manufacturados en un régimen así es sin duda la mejor forma de alentarlo. No entraré aquí en el debate de dónde compro o qué compro, o de si esas personas deberían estar agradecidas por tener tales trabajos, “eso mejor que nada” –recurrente disyuntiva falaz que escamotea posibles soluciones–; ni vengo aquí a criticar a aquellos que no practican el boicot en mayor o menor grado. A fin de cuentas hay que reconocer un gran talento maquiavélico a quienes han urdido todo este berenjenal en el que en último término uno acaba siendo, sin comerlo ni beberlo, corresponsable de que un niño de Costa de Marfil esté siendo esclavizado, ¡solo por comprar una mierduca de tableta de chocolate! Aunque tampoco voy a usar este argumento para hacerme la vida más fácil. Es un asunto de actitud, de pequeños gestos. Cada quién que obre en consecuencia.

Al asunto, y volviendo arriba, ¿acaso nuestro hombre cultivado vio en la empatía con los semejantes y en el respeto a los derechos laborales un –despreciable– signo de identidad característico o exclusivo del régimen del barbudo? Cuidado, no se conduelan de aquellos que padecen, y si lo hacen no busquen la manera de encontrar en todo este jaleo un poquito de coherencia entre los valores morales que abrigan y sus actos, de la forma que crean conveniente, no sea que algún cafre de estos les acuse de simpatizar con el régimen cubano.

Respecto a lo de que la miseria es algo connatural a los procesos históricos, nada que alegar: todas aquellas personas que se emperran en erradicar la lapidación que se dejen de historias, que matar a pedradas a una mujer que fue violada es algo propio del proceso histórico de algunos países. Ya pararán cuando les salgan agujetas.fideldibujodickens dibujsu

Y en cuanto a lo de la comparación con la Inglaterra de Dickens, cualquiera con la formación básica sabe que esta era primera potencia mundial en aquel siglo –diría que a Bangladesh o a Costa de Marfil aún les falta algo para llegar a eso–, y los problemas de miseria que padecía eran fundamentalmente endógenos. Inglaterra no tenía políticos nativos en complicidad con empresas extranjeras que lastraran el progreso social, por cierto, también intrínseco a todo proceso histórico, espero.

Pero bueno, démosle la razón al hombre cultivado, no sea que se nos atragante la chocolatina.

                                                                                                                                                                       Probablemente lo que sucedió

es que se confundió de barba. Querría decir que los

boicoteadores pretenden convertir esto en una novela

de Dickens y que lo de Cuba es parte de un proceso histórico natural.

     Recursos para informarse:

• Datos de la Organización Internacional del Trabajo sobre la esclavitud infantil en el mundo:

http://www.catedradh.unesco.unam.mx/BibliotecaV2/Documentos/Trata/Articulos/trabaj_infantil.pdf

  • Galería fotográfica sobre la producción de cacao:

http://www.endslaverynow.com/?goto=gallery005&section=galleries

• Informe de Oxfam sobre las prácticas de 10 grandes empresas de alimentación:

http://www.oxfamintermon.org/sites/default/files/articulos/adjuntos/Informe%20Tras%20la%20marca%20260213.pdf

• Informe de Oxfam sobre las condiciones de la mujer en la producción de cacao en el mundo:

https://my.zyncro.com/sharingservice/rest/zlinks/syncrum:document-visualization:abb365cb-c7aa-41e7-b16d-e8453b90da8e/content/syncrum:document:41f9884a-880a-4df7-a0b5-c54197d9b5a3

• Noticia en medio generalista sobre la explotación infantil en la producción de cacao:

http://www.20minutos.es/noticia/2133821/0/chocolate/explotacion-infantil/comercio-justo/

• Documental: El lado oscuro del chocolate, de Miki Mistrati y U. Roberto Romano:

http://www.youtube.com/watch?v=6BQzpavKmlE

• Documental: The bitter truth, de Paul Kenyon

http://www.youtube.com/watch?v=ozBYzMlfx08

• Avance no oficial del documental Bottled life, de Urs Schnell, sobre las prácticas de Nestlé en el comercio del agua embotellada:

https://www.youtube.com/watch?v=gzWFZpJZUxE

• Noticia sobre el mismo tema:

http://www.swissinfo.ch/spa/sociedad/En_el_WEF_como_en_el_cine:_Nestle_y_la_polemica_del_agua.html?cid=32019508

• Noticia de una asociación de consumidores argentina que denunció a Nestlé por hacer pasar determinados productos por leche en polvo:

http://www.protectora.org.ar/notas/por-accion-de-protectora-nestle-debera-retirar-productos-que-se-hacen-pasar-por-leche-en-polvo-sin-serlo/4940/

• Y todavía más:

http://periodismohumano.com/economia/nestle-resbala-con-el-aceite-de-palma.html

http://cristinaaced.com/blog/2010/04/11/crisis-de-reputacion-digital-nestle-o-como-aprovechar-la-web-2-0-como-medio-de-denuncia-greenpeace/

 

Anuncios