Etiquetas

, , , ,

abc.750La victoria de Syriza en las elecciones griegas parece haber sido un fuerte revulsivo que ha permitido purgar mucha de la mala saña a la que nos tiene acostumbrados la redacción del ABC, según se deduce de su primera plana: “El populismo se apropia de Grecia”.  Habrá quien diga que pueden presumir de realizar un excelente ejercicio de concisión periodística al expresar con solo seis palabras (únicamente tres con valor semántico pleno) una férrea animadversión hacia lo que significa la democracia; se les achacará que olvidan que han sido los ciudadanos griegos en unas elecciones libres los que han decidido que gobierne ese “populismo”; y se les echará en cara que acompañen el término, peyorativo en sus tintas, del verbo “apropiarse”, combinación astuta que activa en el lector connotaciones nada benignas.

Ahora bien, siendo rigurosos, si adoptamos soluciones conservadoras –en consonancia con la línea ideológica tradicional del ABC– y nos atenemos a las definiciones de la Real Academia, vemos que no hay razones para la preocupación ni, por supuesto, para ser tan mal pensados. Así, “apropiarse”: “Tomar para sí alguna cosa, haciéndose dueño de ella, por lo común de propia autoridad”. Asimismo, a falta de una definición oficial de “populismo” y obviando su significado de moda, podemos ser coherentes con la definición que sí hace de “populista”: “Perteneciente o relativo al pueblo”. Y ahora sí entendemos lo que quiere decir el titular. Con él, ABC no solo reconoce que Syriza se hace con el gobierno del país por la autoridad que le concede el pueblo griego a través de unas elecciones democráticas sino que además asume que los griegos habían perdido su soberanía y celebra que ahora la vuelven a recuperar. Quién lo iba a decir.

Bueno, en mi opinión esto habrá que verlo, pero ya se sabe con estos del ABC, de extremo a extremo, pasan de hacer propaganda antidemocrática a ensalzar la soberanía del pueblo en menos que canta un gallo.

Anuncios